CIUDAD VALLES, SLP.-Ante la falta de apoyo de parte de la Federación para el campo, se enfrenta actualmente un severo desplome en la producción de maíz y frijol, por lo cual se enfrenta el riesgo de una hambruna, principalmente en la zona rural, lo cual es grave.

         El Delegado Regional de la Confederación Nacional Campesina (CNC), José Luis Ramiro Galero, señalo que el abandono que enfrenta el campo, afectara a la población en general, porque al desaparecer los programas de apoyo del gobierno para la producción de maíz y frijol, la producción es mínima, incluso no habrá ni para el autoconsumo, porque la agricultura quedo a la deriva.

         Es por ello que la soberanía alimentaria de México, está en riesgo porque y ante esto, dependeremos de otros países para cubrir el consumo interno del país, o sea que se tendrá que importar maíz y frijol aún más de lo que ya se ha comprado que representa un 13.6% más en comparación con el año pasado.

         Lo anterior fue causa para que el país, invirtiera 1,658.158 mil millones de dólares o sea 4 millones más que en el 2020 y en cantidades solo el año pasado se tuvieron que comprar 1,622.222.200 millones dólares de maíz, mientras que en este 2021, van a adquirirse un total de 1,994 millones 862 mil dólares.

         La realidad es que la situación del campo mexicano es muy grave porque de ahí depende la alimentación de la población, por ello es necesario que el gobierno federal debe corregir sus políticas públicas enfocadas a la agricultura, porque si no el país, va en camino directo a la insuficiencia alimentaria, y el riesgo es que gran parte de los ciudadanos enfrentara hambre.

         Pero México, no solo enfrenta ese riesgo, porque ya no es autosuficiente en la producción de sorgo y trigo, lo que afectara de manera seria a la industria del pan, así como a la ganadería que utiliza como alimento primario el sorgo.

Pin It on Pinterest

Share This